divendres, 23 d’agost de 2013

Noble Palabra



Reconocemos que el trabajo que hacemos, es una apuesta por una sociedad mas justa socialmente y respetuosa con la naturaleza. Tambien reconocemos que este proceso de transformación social del que formamos parte no puede ir desligado de un proceso de cambio y crecimiento personal.  Pensamos que no existe nada que sea perfecto, pero si somos perfectibles,con capacidad de perfeccionar nuestras actitudes y valores.

Uno de los temas que sale con frecuencia ultimamente mientras trabajamos o nos relajamos es el de la "noble palabra". A veces pasa que segun que temas hablamos o como nos dirigimos a los demas salen de nuestras vocas palabras mal sonantes que no concuerdan con el ambiente de paz y armonia que se respira en el huerto. Entonces alguien dice: "ey! la noble palabra!". Que es esto de la "noble plabra"? una moralina religiosa?

Lejos de pertenecer a ninguna secta o grupo religioso que sigue un sistema dogmatico de creencias, pensamos que cuidar lo que sale de nuestras bocas es lo minimo que podemos hacer si aspiramos a crecer juntos y perfeccionarnos, pues sea cual sea el cambio social al que aspiremos, este cambio lo protagonizaran personas, y la calidad de esas personas, el trato y cuidado que se tengan, el modo en que se relacionen, marcará sin duda el caracter de ese cambio al que se aspira.

Algunos monjes, verdaderos atletas espirituales, nos enseñan las ventajas de cultivar la Noble Palabra. Ellos confiaban en la discretio o tarea de distinguir cuando hay que guardar silencio y cuando es mejor hablar. San Benito decia al respecto que "hay que guardar silencio cuando se habla". Que quiere decir esto? hablar con humildad, expresarse tranquilamente con actitud de desprendimiento, dejando intereses personales y egoismos a un lado. Hace poco lei en un libro de Anselm Grün (Elogio del Silencio) lo siguiente: " La humildad significa libertad interior: me tomo la libertad de llamar la atención sobre situaciones incorrectas sin querer erigirme juez, sin presionar a la otra persona para que cambie. Dejo a la otra persona la libertad de que haga lo que le plazca con mis observaciones. Hablar sin dejarse contaminar por las proyecciones sino en una visión clara de las cosas, una visión no enturbiada por los intereses o estados de ánimo propios sino que se ven las cosas tal y como son".   

Asi que aqui tenemos una hortaliza mas que estamos cultivando en el huerto: la Noble Palabra. Ojala que sepamos hacerla germinar y crecer vigorosamente para que nos regale hermosos frutos! 

Ricard Vidal

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada